miércoles, 21 de junio de 2017

Evangelio según Pastor Soto

1 y Jesús se fue al monte de los Olivos.
2 Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba.
3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio,
4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.
5 ¿qué hacemos con ella? ¿qué dices?
6 Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo.
7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: En la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Como está escrito: "Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos." ¡Tomen sus piedras!
8 Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, preguntaban: Maestro, ¿y qué hay del varón que también calló en adulterio?
10 Y Jesús, con toda autoridad, no como los fariseos y maestros de la ley, repitió: ¡Tomen sus piedras y hagamos la justicia que reclama Dios! ¡No inciten la ira de Dios, que pronto os castigará con un gran terremoto!
11 Tomaron las piedras y unánimes las lanzaron a la adúltera y le dieron muerte, haciendo justicia y satisfaciendo las demandas de Jehová, nuestro Dios. ¡Gloria a Dios!¡Gloria a Dios!¡Gloria a Dios!

Del Evangelio según Pastor Soto 8:1-11.
#Teoficción

No hay comentarios: